perras (RAP GAME)

En el primer post de la serie citamos a foucault que recordaba como para los griegos la ética se caracterizaba por un uso reflexivo de la libertad. Y aquellos que servían de ejemplo ético lo hacían en cuanto que ese uso reflexivo poseía un cierto estilo, una forma de conducirse ante los otros, de relacionarse con ellos. Y la sombra estaba siempre presente, de caer esclavo de una ciudad enemiga, de otro, de las pasiones… ayer escuchando una tertulia hablaban de, quizás, la época más gloriosa del liberalismo político, el periodo constituyente en los EEUU, donde los padres fundadores quisieron hacer efectiva la separación de poderes y que todo ciudadano tuviera derecho al voto, no como sucedía cuando eran súbditos de la limitada democracia británica de la época. Introdujeron el matiz de que era así salvo por los esclavos de las plantaciones, que no eran considerados ni personas.

Si intento problematizar el fenómeno «bitch» desde un punto de vista ético debo hacer referencia a la sombra de la libertad que exhiben: el empleo. Por lo que he podido leer / escuchar de algunas enrevistas, de comentarios en foros y tal el horror consiste en tener un trabajo en un burguer, o en ser tan cobarde como para pasearte por un campus necesitada de ansiolíticos, en vestir lo que te dicen que vistas, en planificar tu vida a los 16, el horror de las esclavitudes es ser una mujer decente, tener un novio indie con bigote. Pasa lo mismo con RiFF RaFF… vivir día a día, agarrando cosas de aquí juntándolas con cosas de allá, cambiar de estilo hoy y mañana, juntarse con estos e ir en contra de aquellos.
Otro elemento que me llama la atención es que sea Oakland precisamente, uno de los lugares de los EEUU en donde el movimiento Occupy ha sido más fuerte, de donde salen estas «bitches» lumpen proletarias. Ayer no conté su historia, sólo algunos avatares de ellas como grupo, desde que se conocieron. Pero sus historias personales no desmerecen del mejor lumpen: V-Nasty es la más barriobajera. Se crío en el gueto, de padre vietnamita y madre blanca (¿no suele ser al revés normalmente?) fue criada por una mujer negra en el Este de oakland. Siempre ha estado metida en líos, es desafiante.
Lil’ Debbie es la Spice pija. (Hacen varias referencias a las Spices como inspiración infantil). De origen italiano toda su familia desde los tátara… han sido o sastres y después diseñadores. Ella hace lo mismo pero en la era kitch. Lo kitch significa la liberación respecto de las marcas, el culto al complemento de mercadillo puesto fuera de lugar. Existe un elemento también de mix, de collage pastiche. Incluso hablan de la ropa de segunda mano como recurso de las perras auténticas que son. Lil’ Debbie se dedica a inspirar a los demás.
Kreayshawn es la más polifacética y preparada. Ya hablé un poco de ella ayer: fracasada escolar, madre de origen ruso y profesión punki, krea practicaba el DIY desde los 10 años creando vídeos y rapeando, desde los 15 o 16 decidió irse a vivir por su cuenta, cuando no netía dinero era traficante. Mientras era traficante se dedicó a hacer vídeos para colegas rapers, comenzó a cobrar por ello y pudo dejar de visitar campus y de recibir llamadas. Además, un director se fijó en sus clips, por mediación suya obtuvo una beca para dos semestres para estudiar cinematografía en una academía de oakland.
Esta chusma se conoció por twitter, creo. Complementan actitud (v-nasty), estilo (lil’ debbie) y discurso (krea). Que la ética sea el momento reflexivo de la libertad significa que el reflejo de uno sea distinto del si mismo. En la reflexividad se establece una distancia entre uno y uno mismo. Ser uno mismo es una actitud ética. No es sólo ropa, es el hecho del pastiche, de que pese a que la forma es fundamental para declararse públicamente depende de aquello de lo que escapa: de las esclavitudes a las que teme como a la muerte de una misma.
Las fans suelen ser las víctimas de esas esclavitudes: niñas gordas que comen helado en L.A. y son burladas en el instituto.
Dos cosas para acabar: me falta por hablar de ese fenómeno en su versión española, que está relacionado con mi sorpresa por Oakland y el Occupy. Y también de la última apuesta de RiFF RaFF: kitty pryde, una niña pija que twitteaba con una amiga desde su habitación y un día se puso a rapear. Su rap gustó, siguió haciéndolo y de repente y sin quererlo tenía a su hermano haciendo las bases y con miles de fans. Nada profesional. Al Sr RaFF le llamó la atención las letras, yo no controlo tanto inglés como para entender lo que dice pero tiene pinta de que tiene mucha clase, es una chica muy lista, capaz de tocar muchas teclas al mismo tiempo, y con cierta ironía reveladora. 
Hablaré de ella en el proximo capítulo de RAP GAME, pero os dejo con un vídeo  que acaba de grabar con Sr RaFF; me encanta las distancia que establece respecto de él, la fina ironía, y sus amigos (uno con una camiseta de Dark Throne!!!!)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s