pirámides y andamios (2) ideas y evolución

la segunda parte de esta serie debemos comenzarla mediante el recurso a dos viejas ideas. La primera es la ya mencionada un par de veces por aquí presente en Alchian 50 (‘Uncertainty, Evolution, and Economic Theory’), en el que se deja en segundo término la conducta individual como determinante de los resultados de mercado para defender que la dinámica de funcionamiento del propio mercado es la que genera la conducta óptima mediante un mecanismo similar al de la selección natural. Hay algo de eso en Clark: allí donde la teoría predice bien la conducta individual (la varianza de las conductas personales) se minimiza; es la maquinaria construida en torno a la empresa la que genera esas conductas. Pero siguiendo a North y a Alchian, y creo que aquí está uno de los errores, acompaña Clark esa idea de otra: que hacia donde conduce esa dinámica, en donde se desempeña con la mayor constricción, es en los entornos más competitivos. Así, es más fácil predecir conductas de agentes de mercados cercanos a la competencia perfecta. O en palabras del propio Clark:
Thus, the competitive environment of posted price markets externally determines the types of action patterns that will lead to survival and success, and a theory of the “preferences” of the players can be seen not as a theory of individual psychologies but as a reflection of these constrains.
Y: 
Satz and Ferejohn have suggested that the crucial factor distinguishing the successful and unsuccessful cases (of neoclassical, substantive-rationality assuming theory) is the availability of a structurally determined theory of interests. In cases where the overall structuring environment acts to select in favor of actions that are restricted so as to conform to a specific model of preferences, neoclassical theory works. It works because individual psychology no longer matters the “preferences” are imposed by the wider situation and need not be echoed in individual psychology. Thus, the competitive environment of posted price markets externally determines the types of action patterns that will lead to survival and success, and a theory of the “preferences” of the players can be seen not as a theory of individual psychologies but as a reflection of these constrains.
La segunda idea está relacionada con la primera, de hecho es una especie de antecedente de la misma que ha sido actualizada de forma que nos sirve de piedra de toque. Es la idea de las ideas como gérmenes: Las MEMES dawkinsianas. Y aquí nos vamos al The Paralax View de Zizek; cito, p.304:
“Una persona es un homínido con el cerebro infectado, ocupado por millones de simbiosis culturales, y el principal de los estímulos es el sistema simbiótico conocido como lenguaje” ¿No es Toltoi puro este mesaje de Dennet? la categoría básica de la antropología de Tolstoi es la infección: un sujeto humano es un vacío medio pasivo infectado por elementos culturales cargados de afectos que, como un vacilo contagioso, pasan de un individuo a otro. Y Tolstoi lleva esto a su límite: no opone a este traspaso de infecciones afectivas una verdadera autonomía espiritual, no propone una visión heroica en la que nos educamos a nosotros mismos para convertirnos en sujetos éticos autónomos tras desprendernos de los vacilos infecciosos. La única lucha es la que se libra entre las buenas y las malas infecciones: el cristianismo es en sí una infección, pese a que es buena. Es la ironía definitiva que el cristiano Tolstoi sea en esto más radical y consecuente que Dawkins: mientras Dawkins subraya que los memes son “virus de la mente”, entes parásitos que “colonizan” a los humanos, usándolos como medios para multiplicarse, insiste en que no todos los memes son virus.
Continuamos con la versión inglesa del libro (siento el pastiche, pero es la que tengo ahora mismo a mi disposición –pdf-, la parte en español corresponde a mis notas de esa versión del libro):
while Dawkins emphasizes that memes are “viruses of the mind,” parasitic entities which “colonize” human energy, using it as a means of multiplying themselves, he nonetheless insists that all memes are not just viruses: Good, useful programs spread because people evaluate them, recommend them and pass them on. Computer viruses spread solely because they embody the coded instructions: “Spread me.” Scientific ideas, like all memes, are subject to a kind of natural selection, and this might look superficially virus-like. But the selective forces that scrutinize scientific ideas are not arbitrary or capricious… .The rapid spread of a good idea through the scientific community may even look like a description of a measles epidemic. But when you examine the underlying reasons you find that they are good ones, satisfying the demanding standards of scientific method. In the history of the spread of faith you will find little else but epidemiology, and causal epidemiology at that…. For scientific belief, epidemiology merely comes along afterwards and describes the history of its acceptance. For religious belief, epidemiology is the root cause.
De alguna forma estas dos ideas se contraponen y se complementan: en ambas existe la idea de que existe un mecanismo selectivo por el que ‘lo bueno’ se impone sobre ‘lo malo’. Se diferencian en el lugar que ocupa ese mecanismo: para Alchian es mecanismo son instituciones que generan conductas independientemente de lo que piensen los humanos, son evaluadas como buenas o malas debido al éxito que tienen; es la propagación el índice de su bondad. En Dawkins es el papel activo o pasivo del sujeto el que determina la bondad o maldad: las memes buenas son evaluadas por el sujeto, que acepta las buenas, recomendándolas. Los virus malos actúan como de tapadillo, llevan un código en sí que dice “difúndeme”; no son evaluadas como se debe.
Acto seguido Zizek cita el comentario crítico de Dennett sobre la idea de Dawkins:
When you examine the reasons for the spread of scientific memes, Dawkins assures us, “you find they are good ones.” This, the standard, official position of science, is undeniable in its own terms, but question-begging to the mullah and the nun—and Rorty, who would quite appropriately ask Dawkins: “Where is your demonstration that these ‘virtues’ are good virtues? You note that people evaluate these memes and pass them on—but if Dennett is right, people . . . are themselves in large measure the creation of memes. . . . How clever of some memes to team together to create meme-evaluators that favor them! Where, then, is the Archimedan point from which you can deliver your benediction on science?”5
Para después perderme metiendo en la discusión a Hegel para llegar a Marx. Vayamos al caso. Esa contraposición que comentamos antes entre ideas que se propagan como virus/memes modificando la conducta e instituciones que se propagan independientemente de las ideas e idiosincrasias no es en ningún caso lo que nosotros defendemos. Para nosotros, con Dennet, nosotros mismos somos una creación de aquello que se expande a través nuestra; no existe bondad intrínseca en ningún tipo de expansión o éxito evolutivo, sólo una dinámica expansiva de autorreplicación.
¿Cómo traducimos esto en términos de la ‘extended mind’ (aka ‘external scaffolding’?) La meme/virus no se encontraría sólo dentro de nuestra calavera sino que sería posible verla plasmada en todos esos instrumentos de los que nos valemos; además la ‘extended’, todos esos métodos exitosos para la cognición ampliada estructurada en torno a ideas y métodos de valoración de alguna forma estratificados, nos constituyen. Las muletas y las dentaduras postizas para la mente modifican la mente misma (es lo que se llama plasticidad neuronal: las mente es aquello que la mente hace).
Así defendería aquí dos críticas a Clark (y con él a North, Alchian et al): los procesos de expansión son todos virales, no existe maldad o bondad en esa expansión; de hecho no es que permita que las ideas buenas se expandan, sino ideas y conceptos que funcionan en determinado tipo de contextos, lo cual no quiere decir que esa idea sea cierta, o verdadera. Y en este punto podemos remitir al ARTÍCULO DE HELEN DE CRUZ (de nuevo) sobre los números imaginarios como ‘extended mind’. Los números imaginarios ontológicamente no tienen sentido, o por lo menos, a poco que se piense una raiz negativa, es imposible representar se lo que ello significa (¿una superficie negativa?), ¿es eso una ‘buena’ idea? ¿una idea verdadera? ¿se corresponde una superficie negativa con algo que pueda existir?. Y sin embargo es una idea que ha triunfado porque al ser posible representarla matemáticamente y ser, además, útil para determinado tipo de cálculos, se ha impuesto como instrumento. Su utilidad y difusión no significa que contenga algún tipo de verdad. De hecho es tan contraintuitiva que su difusión inicial fue lenta y penosa entre los matemáticos. Las ideas, falsas o verdaderas, se expanden porque funcionan, porque realizan un trabajo que permite la reproducción de aquello que ocupan. Y acabamos citando a Clark para hacer contraste con la crítica expuesta:
The external scaffolding of which we have made so much is, in truth, a strange and various beast. But some of its most interesting manifestations share a core property. such manifestations relate to their human users in much the way a beneficial parasite relates to its host. For the human user provides a niche to which the scaffolding must adapt. And as the human user changes, so too must the scaffolding, if it is to prosper.
Y para introducir lo que será (esperamos) el próximo ‘Pirámides y andamios’, en donde intentaremos entender la dimensión de ese animal humano y la forma en la que esas estructuras externas de cognición — parásitos se relacionan y quién se beneficia de qué. Hablaremos también, no se si en esa entrada o en la siguiente, de la asimetría predictiva, la competencia, el lugar de las emociones y las pasiones, las racionalidades (económicas, ecológicas, de consumo…) y alguna que otra cosa que tenemos en el cajón. Estamos teniendo dificultades para estruturar todas las ideas que nos saltan aquí o allá a raiz de la argumentación de Clark, en el fondo no sólo intentamos cuestionar la bondad de la ‘scaffolding’ en si misma sino intentar adentrarnos, auque sea a tientas, en eso que es actualmente el andamiaje cognitivo del que formamos parte. Pensamientos en precario y a la intemperie.
Anuncios

pirámides y andamios (1)

Comienzo con esta unas entradas que son paralelas a las de la quijotada, pero más rigurosas, espero. 
Cuando me aproximo a una doctrina económica suelo intentar clasificarla en función de qué entiende esta que es el sujeto –aquello que actúa o que produce el fenómeno de lo económico. Para entender cada doctrina es necesario también localizar el lugar que se asigna a la racionalidad, las creencias, las emociones, las instituciones, el interés propio, la confianza etc.
En mayo escribí un post en el que hablaba de Andy Clark y su teoría de la ‘Extended Mind‘. No decía mucho, simplemente relacionaba la teoría con ciertos artículos y hablaba un poco de distintas comprensiones del sujeto económico apuntando a su posible complementariedad. En una serie de post me gustaría profundizar un poco. Primero explicaré brevemente qué es la ‘extended mind’, después como puede encajar en aquellas teorías económicas que conceden un mayor protagonismo a los aspectos institucionales, y también aquello que me parece incoherente en ese recurso de la extended.

El de ‘extended mind’ es un concepto acuñado por dos filósofos de la mente, Andy Clark y David Chalmers (A chalmers lo sigo desde hace algún tiempo: es dualista!). Ambos son grandes especialistas a nivel mundial y aunque Chalmers firmó junto con Clark el artículo que introdujo el concepto de la ‘extended’ en filosofía de la mente es Clark su más firme proponente. Clark es especialista en inteligencia artificial. La tésis que introduce este concepto consiste en que aquello que es mente no se limita a lo que tenemos dentro de la calavera sino que existen determinados objetos que pueden ser considerados, debido a las funciones que realizan, como parte de la misma. Un ejemplo obvio: el ábaco. Ellos ponen como ejemplo el lápiz y el papel, mediante los cuales almacenamos información, hacemos sumas y restas que de otra forma no podríamos llevar a cabo, etc. También los ordenadores, los joysticks, y un largísimo y enorme etcétera. Las propias técnicas de cálculo son ‘extended mind’, en el sentido de que cada vez que, por ejemplo, aplico el cálculo diferencial no tengo por qué realizar el cálculo de diferencias en el límite para calcular el valor de una derivada, sino que una serie de técnicas me permiten realizar los cálculos directamente. Son técnicas que aprendo a través del uso del lápiz y el papel y que luego internalizo.
Pues bien, existe un hecho muy curioso en lo tocante a esta teoría: El término fue acuñado en el año 98 en el artículo antes citado, pero existe un artículo del año 97 titualdo ‘Economic reason: the interplay of individual learning and external structure‘ en el que Andy Clark ya utiliza el concepto o sino es el mismo es uno muy similar, llamando ‘external scafolding’ a esa estructura externa que nos permite participar en procesos cognitivos que no son sólo nuestros. Es un artículo muy interesante porque se adentra en terrenos económicos de los que a mi juicio no sale muy bien librado pero que le hacen apuntar a cosas muy interesantes. Primero habla mucho de teoría económica pero en seguida pasa a hablar de teorías de funcionamiento del cerebro, de procesos de aprendizaje, rutinas, algoritmos, y todo eso. El artículo, de hecho, al final se diluye en la explicación de fenómenos mentales dejando a parte el motivo económico que en principio lo origina. Ahroa repasaré brevemente lo que dice en ese artículo pero sin seguir un orden secuencial a afectos de acomodarlo a mi estrategia expositiva.
Nos dice Clark en el mismo que nos valemos en tanto que humanos de un andamiaje externo que nos permite razonar mejor. En lo tocante a lo racional adopta el concepto de racionalidad propio de la economía (es racional de entre un conjunto de posibles opciones la estrategia óptima para resolver un problema o alcanzar una meta). Reconoce a Simon como el que da un giro en la concepción de aquello que es racionalidad al introducir el concepto de racionalidad limitada, contrapuesto al de racionalidad substantiva. Es precisamente porque nuestra racionalidad se ve limitada por factores de tiempo, de recursos cognitivos, y por factores evolutivos que la distorsionan (como los estudiados por K&T et al) que la ‘external scaffolding’ (aka extended mind) se vuelve un factor decisivo en la evolución y la prosperidad humanas, defiende. Es aquí en donde se entrecruzan los aspectos económicos y las distintas teorías cognitivas, con el papel que juega esa ‘external scafolding’ y con el hecho significativo de la asimétrica capacidad de predicción de la teoría económica dependiendo de que tipo de agente sea el objeto de la predicción. Es esta la parte más interesante del artículo, y es casi justo al comienzo. Hace referencia a las estrategias para solución de problemas y a los fallos de los individuos en determinadas circunstancias. En concreto menciona el trabajo de Kahneman & Tversky y el concepto de racionalidad limitada a nivel individual, la persistencia en los fallos de razonamiento en determinadas circusntancia. Acto seguido se pregunta por qué en economía unos modelos predicen mejor que otros la conducta de los agentes económicos. Se refiere a los modelos neoclásicos de racionalidad substantiva representados por el famoso artículo de Friedman 53 sobre metodología en economía. Esos modelos de racionalidad substantiva son buenos para predecir el comportamiento de instituciones empresariales, partidos políticos o la conducta en los experimentos de mercados con doble subasta (Satz & Ferejohn 94, Denzau & North 96). Sin embargo ha de hacerse notar el fracaso de modelos basados en las mismas premisas de racionalidad substantiva a la hora de predecir procesos de más largo plazo o aquellos en los que incertidumbre juega un papel importante. Existen otros campos en los que los fallos en la predicción son importantes, que tienen que ver con la predicción de la conducta de agentes individuales (políticos, votantes,…) o sociales (evolución de instituciones económicas y sociales que no son empresas). Hace notar que la diferencia en la pauta entre casos de éxito y fracaso en la predicción es significativa: allí donde se acierta suelen ser aquellos en los que la toma de decisiones está apoyada por un andamiaje para la toma de decisiones pontente mientras el fracaso se corresponde con aquellos casos en los que los procesos de cognición individuales están poco constreñidos.

A fully successful economic theory will thus need to address both types of situations and (and this is the crucial move) do so within some overarching framework that enables us to plot the delicate interrelations between the two, that is, to understand how active agents come to constructe elaborate forms of social and political scaffolding, which then fundamentally inform their collective problem-solving behavior, and how such scaffolding can itself become transformed by being also the subject of episodes of weakly constrained individual cogitation.

Su tésis es que la teoría económica neoclásica funciona sólamente en casos de mucho andamiaje. Son esas estructuras que a través de la evolución han prosperado y se han difundido (son exitosas) debido a su capacidad de maximizar los retornos (the returns) de los objetivos que se fijan:

For example, the compeititve environment of capital markets ensures that, by and large, only those firms that maximize profits survive. 

[sistema institucional que lo posibilita: libre competencia, sin barreras, asegurar la propiedad privada, desarrollo de una serie de intrumentos de racionalización: contabilidades, sistemas de producción regulados y estandarizados, etc).

It is the behavior of this larger machine that traditional economic theory often succeeds in modeling. A wide variety of individual psychological profiles are fully compatible with specific functional roles within such a larger machine. […] By contrast, the theory of consumer behavior is weak and less successful. This is because individual worldviews and ideas loom large in consumer choice and the external scaffolding is commensurately weaker.

[CONTINUARÁ]

quijotescas (2) intentando formular mejor

En esta segunda parte quería primero disculparme por los errores expositivos y la confusión que presenta la primera parte de las ‘quijotescas’. La improvisación se unió a la prisa. (Lo escribí todo de un golpe y no pude revisarlo antes de colgarlo: no era consciente de lo mal que iba en algunas partes).
Va un esquema que lo refiere y continúo donde lo dejé.
  • Primero explico como entiendo los procesos de decisión en Ostrom y Smith, acción colectiva conducida por el egoísmo o por la construcción de confianza.
  • en segundo lugar hablo del problema del valor, que no es objeto de estudio por esos economistas, pero que se manifiesta en fenómenos como los de la degradación ecológica.
  • llamo sistemas de representación idiotas a esos que intentan solucionar los problemas generados por la forma de construcción del valor en el capitalismo con los mismos sistemas de construcción de valor.
  • A continuación expongo (malamente) el por qué de esa idiotez: ¿por qué las formas de solución propuestas no atacan la raiz del problema? Y aquí es donde tengo más dificultades. Primero intento identificar los elementos que participan en la generación de valor. (Dotaciones y preferencias). Además existen una serie de fallos de mercado que pueden hacer que esa generación no represente aquello que ‘realmente’ valora la sociedad. (Externalidades debido a mercados incompletos + info asimétrica + poder de mercado + bienes públicos). Y que esos problemas intentan ser  solucionados mediante mecanismos aproximativos que generen conductas similares a las de un mercado perfecto, siendo aquí donde supongo yo la idiotez, y permítaseme explicarlo.
  • Y existen dos elementos, creo, que en el caso de la contaminación y el deterioro del medio hacen manifiesto ese divorcio entre generación de valor y riqueza. O sea, que el problema sería la propia dinámica generada por el capitalismo en su proceso de valoración.  
——-> 1) La tendencia a la generación del mayor volumen de negocio posible, y a la mayor tasa de ganancia posible. (incremento de ventas y redución de costes privados). Esta tendencia hace inefectivas las medidas propuestas de ‘ecologismo de mercado’.
——> 2) El ‘core’ del problema: Aunque esas medidas fueran acertadas, generaran la valoración de mercado eficiente, está el problema de la incertidumbre de los efectos futuros de las acciones presentes. Y aquí no pienso en la incertidumbre tal como la entienden hayek o keynes sino que mediante un sistema de recolección de información dispersa por agentes individuales con racionalidad limitada es imposible que sepan auqello que están haciendo. Es decir, la tendencia de la que he hablado en el punto anterior es ciega. No sólo es que los agentes estén insertos en una dinámica hacia al crecimiento que tiende a ocultar costes, aumentar consumos, generar demandas etc, sino que además no es posible saber mediante ese mismo sistema que es aquello que se está haciendo en términos de riqueza futura. (Esto es un poco zizekiano). Eso de que sabemos que nos estamos cargando el planeta pero no somos capaces de cambiar esa dinámica destructiva.
Existiría por lo tanto un problema de dinámica y otro de conciencia que están íntimamente relacionadas. También hablé de los problemas de la valoración personal subjetiva una vez que leemos a K&T de cierta forma pero creo que ese elemento no forma parte del problema de una forma tan fundamental como los anteriormente descritos. Ahora sigo con las ‘quijotescas’. Lo que sigue por tanto es su segunda parte en la que elavoro una alternativa que es en donde pienso que reside la quijotada de toda esta historia.
No entiendo por qué el consumo ha de ser un asunto en exclusiva privado. Es posible ejercer una reflexividad sobre el mismo y una cierta planificación de ciertos elementos del mismo. Es evidente eso en cuanto al consumo de alimentos, y de hecho es algo que ya se hace mediante multitud de cooperativas de consumo, normalmente son cooperativas que están sesgada hacia el consumo ecológico, consciente, y todo eso. En mi ciudad hay una que funciona relativamente bien, pero considero que los ‘remilgos’ ecológicos en este caso son un lastre (entendiendo por ecológico lo de los abonos y tal, que seguro que si es un problema, pero que creo que es un problema mayor el del volumen de lo consumido). Para la reducción del consumo es preciso la generación de un tipo de coordinación sensible a las señales que manda el mercado pero al mismo tiempo capaz de ser insensible a otras, algo así como hakear el consumo, por utilizar una expresión en voga. La planificación del consumo en este contexto no significa la decisión por parte del Estado de qué es aquello que se consumo sino que grupos reducidos y cercanos se organicen, que el conocimiento generado por cada grupo sea accesible a otros generando un efcto multiplicador, que cada semana, por ejemplo, se sepa con antelación qué productos están más baratos en el mercado local, que exista un trabajo para establecer qué consumos son los óptimos ofreciendo una gama (estoy pensando en la comida por ejemplo: con una semana de antelación se consultan los precios, se confeccionan distintos menús, cada miembro de la cooperativa decide el menú y la cantidad, se realiza la compra y se elaboran las cestas para ser repartidas… las posibilidades son infinitas). No sólo se optimiza porque se anticipa el acto de la compra y cuenta con un poder de compra mayor, además así es posible conseguir la oferta por parte del grupo de consumo de alternativas que supongan un cierto equilibrio en cuanto a los que se consume (cuando vamos al super consumimos con los ojos y muchas veces compramos de más y de forma desequilibrada), la generación de información sobre lo que se va consumiendo (calorías, hidratos etc, pienso en un sistema informático en el que cada uno tiene su cuenta y pude monitorear lo que va consumiendo), no comprar más de lo que se necesita, etc. No sólo optimizar el consumo nuevo realizado sino también la optimización mediante la reutilización, la compra de elementos de capital entre varios (la caja de herramientas, el taladro, incluso la lavadora o otro tipo de equipos). En ese campo existe mucho que se puede hacer, y el hecho de que pueda ser un proceso transparente, yo desde mi ciudad puedo copiar la estrategia acertada que realiza un grupo de Huesca, por ejemplo, compartir la información, hace que mediante un proceso de prueba y error como los que ilustran Ostrom y Smith, la acción colectiva pueda generar dinámicas de ahorro que tiendan al óptimo.
Cuando expuse esta idea en un post anterior la traje vestida de medida anticrisis, y pienso que lo es. Puede sonar muy cruel pero no creo que lo sea: si somos capaces de vivir igual de bien con menos recursos eso significa una incremento de la renta disponible, podrían bajarse salarios, por lo menos en una determinada proporción. Además las cooperativas de consumo de alimentos son un ejemplo de la generación de una dinámica contraria a la del capitalismo, que identificábamos como uno de sus mayores problemas, una forma de controlarlo, pero es evidente que necesitamos una generalización de ese tipo de dinámicas, liberar la dimensión política del consumo, hacerla consciente de forma que mediante la acción colectiva se gane en ‘poder popular’ (entendido en el sentido de abilio). Además este tipo de procesos no implican nacionalizaciones, ni regulaciones, ni intervenciones estatales, sino acción colectiva para la generación de un procomún que sería el conocimiento y las habilidades para la gestión más racional del consumo. (CONTINUARÁ)

quijotescas (1)

Mediante la presente reflexiono quijotescamente sobre formas de coordinación y formación de poderes populares. Comienzo exponiendo mi visión sobre los modelos de coordinación estudiados en las economías experiementales para después ofrecer una serie de propuestas.  También hablaré del encaje que en todo esto puede tener Postone y su ‘Tiempo, trabajo y dominación social’.
El libro que más me ha afectado últimamente ha sido ‘Tiempo, Trabajo y Dominación Social’, quizás debido a mi analfabetismo marxista. Me se las letras, escribir algunas palabras, pero no soy capaz de escribir en marxista. Cuando estudié económicas al pensamiento de Marx le dedicamos unas semanas en una asignatura llamada ‘Historia del pensamiento económico’. Y nunca más. El resto fueron todo instrumentos neoclásicos o herramientas analíticas para aplicar conceptos neoclásicos; nos metieron mucha caña con la Estadística y la Econometría; llegué a tener una buena base, creo, aunque mis notas nunca fueron buenas. Siempre fui más de micro que de macro, cuando estudiamos Arrow y elección social me gustó entender el teorema, que ahora no recuerdo.


Supongo que me interesa la behavioral y la experimental porque tienen que ver con la micro y suponen la generación de nuevos espacios para reformulaciones críticas: Qué clase de sujeto se contruye a través de la economía, qué es dejado fuera a través de esa construcción, cuáles son los límites de los procesos de mercado. Y me interesa la forma en que los distintos trabajos que se realizan dibujan una complementariedad… estoy pensando en ostrom y V. Smith, por ejemplo. Cuando el estudia los proceoss de formación de precios en el mercado a través de distintos tipos de negociación y de estructuras de los juegos se observa cómo no es necesaria info completa, ni si quiera la maximización consciente por parte de los implicados en el juego. En los trabajos de Ostrom sucede algo similar para el concurso cooperativo de los agentes. Un poco de negociación y face-to-face traslada la conducta colectiva a un estadio que teóricamente no es posible que sea alcanzado. El primero parece tratar aquellas situaciones en las que el mercado de agentes (de racionalidad limitada y no siempre conscientes) egoístas logran óptimos; en Ostrom los agentes resuelven problemas colectivos mediante la confianza.
Existe mucha inteligencia en la forma de tratar los probelmas de coordinación en ambos economistas pero también un elemento de idiotez, permítaseme decirlo así. De algo que es igual a sí mismo: el valor. No se cuentiona la valoración arrojada por el mercado. Sé que no es objeto del estudio de ninguno de ellos; tampoco de la banda agrupada en torno a Kahneman & Tversky. El valor es de raiz subjetiva y la interacción de los agentes proporciona una especie de valoración conjunta en la que pesan las dotaciones iniciales y las preferencias. Pero en torno a esos dos polos, acción individual y acción colectiva, se genera un problema, un divorcio entre los resultados de producción que nos son presentados a través del concurso de los mercados y otra trama de resultados que de la que no somos conscientes.
Los que confían en los procesos generados a través de las valoraciones privadas de los agentes tienden a buscar distintas vías de solución, cada una complementaria a la anterior, como en una rutina algorítmica que va aproximando un resultado aplicando de forma sucesiva distintas técnicas. En primer lugar lo más deseable: creación de mercados que generen precios ambientales. En segundo lugar regulaciones que limiten. En tercero incentivos tendentes a. La alternativa de Ostrom consiste en algo similar: existen recursos que por su naturaleza son no excluyentes (no funciona la primera de las alternativas sugeridas anteriormente) pero son las instituciones de acción colectiva las que pueden jugar aquí un papel.
Los problemas que le veo: por una parte existe un problema de tendencia en el capitalismo… tendencia a la generación del mayor volumen de negocio posible… a ocupar cuanto más mejor. Esa tendencia lo es a costa de los parches que se intentan poner: si existe un mercado para la emisión de carbono, que intenta limitarlo, su emisión a un precio más barato se convierte en un fin en sí mismo. Y se buscarán las formas de hacerlo así: emitir 50 pagando por 40, o emitir en otro país sin control, o utilizar otros recursos aparentemente no contaminantes pero que en realidad sí lo son, etc. Además el problema no es sólo la emisión: nos conducimos como si el único problema fuera el cambio climático, cuando el agotamiento de los recursos es otro problema si vivies en un sistema que vive de esa intesidad de los consumos.
Y en segundo lugar el problema de la idiotez. En esos problemas, experimentos sobre la optimalidad de la acción individual y colectiva, la valoración es siempre la que es, la óptima. Pero cuando la dinámica anteriormente descrita está en marcha el sistema de valoración tiene cuando menos un par de problemas: es aquel que logra ser impuesto por la parte que tiene más poder. Imponer un precio mediante el desplazamiento de los costes, la manipulación de los deseos y necesidades, la obsolescencia programada, etc etc, es una temática más vieja que el mundo. Los economistas experimentales nos dicen que sí, que son imperfecciones del mercado, pero que si tendemos a mercados más libres y con sistemas de info más completos y simétricos esos problemas tenderán a disiparse. (Instituciones mejor diseñadas) Pero todos sabemos que la tendencia no es esa. La única tendencia que no nos lleva al desastre implica alguna clase de decrecimiento: poblacional o de consumo, o seguramente ambos.
El segundo problema en cuanto a la valoración que hace idiotas los juegos experimentales es la conducta respecto del valor. Y este es el punto en el que me gustan algunas cosas de los K&T, dado que sus resultados ponen de relieve precisamente eso: la valoración individual subjetiva es algo que debe ser puesto entre comillas. por mucho que disguste a los V. Smith et al las pasiones, los marcos y la forma de presentación de los problemas, etc, desplazan las decisiones tomadas de aquellas decisiones que serían las razonables. Pero creo que habría que cuestionar el propio valor como algo traducible en términos de riqueza. La relación entre valor y riqueza es histórica. Y aquí entra Postone y su lectura de Marx, en la que espero extenderme próximamente. 
Resumiendo: la valoracion conjunta (representada por el encuentro de la oferta y la demanda) realizada mediante el concurso de los mercados no coincide con aquello que es riqueza, genera dinámicas de ocultación de los costes y de explotación humana.
Al mismo tiempo genera grandes productividades; el sistema de valoración mediante los mercados genera una coordinación masiva (mano invisible) que ha posibilitado la especialización y el avance científico, la producción y el consumo de masas. Las alternativas propuestas por muchos sectores de izquierda deberían ser conscientes de la propia dependencia social del sistema económico y de las graves consecuencias humanas que generaría ser demasiado radicales en alguna de las alternativas propuestas. El gran salto adelante es posible realizarlo de nuevo, evidentmente, pero es necesario ser consciente del coste. La iniciativa privada sí cumple un papel, la propiedad privada idem, en la generación de riqueza a través de procesos de valoración privada, de asignación de responsabilidades, etc. Lo que propongo, lo he hecho en pasados posts, es la generación de un contrapoder, o no sé bien como llamarlo… una contratendencia basada en la capacidad humana para trabajar de forma colectiva movida por un propósito altruísta. Se trata de mantener básicamente igual las formas de dirección de la producción, con sistemas de control suficientes para determinado tipo de industrias sujetas a políticas de interés común (telecomunicaciones y nuevas tecnologías, energía y transportes, sanidad, educación… las típicas), y el control del consumo mediante generación de dinámicas de participación colectiva.

speeches

Traigo de tarde un par de documentos: una conferencia de Cass Sunstein y un documental en el que se entrevista a una serie de filósofos que hablan de temas variados, relacionados con la Ética y la práctica política. 
  • La conferencia que os traigo se titula ‘How many minds produce knowledge‘. He llegado a ella a través de jacobroundtree. Cass Sunstein es el conferenciante principal. Trabaja en economía de la conducta aplicada al derecho, sobre mercados financieros y otros temas. Es muy inteligente, brillante, prolífico, asesor de Obama, y trata temas que me interesan. Debería haberlo leído ya, de hehco tengo artículos suyos guardados en mi biblioteca de pdfs, pero son artículos tan extensos y vi que iban sobre derecho que no me preocupé. Pero en la conferencia ques os traigo habla de conocimiento y dinámicas de grupo… es una conferencia algo antigua (2006), presentaba su libro Infotopia. En la conferencia también participa Tyler Cowen hablando de su, en aquel momento recien estrenado blog –hoy tan famoso e influyente-, del fenómeno wikipedia y de otras cosas. Hay un tercer conferenciante que es profesor en la George Mason U.
  • Astra Taylor. Es la directora de ‘Examined Life‘, el docu que os traigo, y también cuenta en su haber con ‘Zizek!’, docu sobre Slavoj que todavía no he visto. En ‘Examined Life’ participan ocho filósofos. A mi me parece ameno pero como esto es cuestión de gustos mejor no digo nada. No trata una temática en concreto, son más bien encuentros en lugares concretos que tienen que ver (de alguna forma) con aquello de lo que los filósofos hablan.
  • Y por  último, que se olvidaba, una página de entrevistas a filósofos que recomiendo vivamente. ‘Thinking Aloud‘ Como el documental anterior son entrevistas de 10min, en donde un filósofo habla de sus preocupaciones. Me gusta más que el docu porque es más específico, cada filósofo habla de aquello que le trae de cabeza. Me impresionó George Kateb hablando de la muerte, me interesa J. M. Bernstein, que habla de intersubjetividad… y hasta ahí puedo leer. El resto no los he visto todavía. Encontré la página hace tiempo, vi un par de cosas y lo típico, lo dejé para más adelante.

notas sobre racionalidad en Ostrom (3)

Hoy acabamos la serie de post sobre el artículo de ostrom y que comenzamos aquí y continuaos aquí. Con las mismas premisas y flaquezas. 
no posible la construcción de un modelo causal que relacione todas las variables que intervienen en el proceso. Pero sí es posible la construcción de escenarios teóricos coherentes que partan de modelos base relativamente simples para ver que pasa si algo cambia en ese escenario.
Pone un escenario como ejemplo, uno que debería conducir a la cooperación. (Granjeros). Estudia como el cambio de algunas de las variables estructurales afecta a la probabilidad de cooperación. (Simetría de los participantes, tamaño reducido del grupo, bien público con coste de dotación reducido, interacción en el largo plazo de los participantes). Ahora se pregunta qué pasa si modificamos cada una de esas variables. Estudía como afecta la asimetría de los usos: alguien que compra una parcela para contruir casas a medio plazo; el uso de la tierra es dieferente por lo que para él la limpieza de los canales de riego no es un objetivo; si este nuevo propietario posee bastante tierra, pongamos 1/2 del total, su interés, divergente del de los otros agricultores producirá una cascada de efectos sobre la probabilidad de cooperación.

apartado: IMPLICATIONS.
Incrementar el nivel de entendimiento de aquellos dedicados a la formalización teórica, la investigación experimental, a través de las ciencias biológicas y sociales. Los fundamentos de los análisis de políticas hay que repensarlos y educar civícamente a los ciudadanos en teorías validadas sobre “empirically validated theories of collective action empowering citizens to use the ‘science and art of association to help sustain democratic polities in the 21th century”.

apartado: implications for research.

‘what the research on social dilemmas demonstrates is a world of possibility rather than of necessity. We are neither trapped in inexorable tragedias nor free of moral responsibility for creating and sustaining incentives that facilitate our own achievement of mutually productive outcomes. […] Nor can we simply rest assured that only one type of institution exists for all social dilemmas, such as a competitive market, in which individuals pursuing their own preferences are led to produce mutually productive outcomes. 

(los problemas suelen ser de diseño, implicación de los actores, imposición de castigos efectivos, y vigilancia del esfuerzo desempeñado)
. [podríamos pensar en el euro y la crisis de la deuda: es posible que los objetivos de largo plazo de los distintos gobiernos sean distintos –>> no cooperación; tb sobre la falta de confianza, la dificultad de medir los esfuerzos realizados, etc].
Analiza la posibilidad de la complementariedad de las teorías de la racionaliad limitada y completa, de integrar en funciones de utilidad habituales la reciprocidad, la confianza, etc. [mi problema sigue teniendo que ver, como con V. Smith, con la inclusividad. Cuando defines tu objeto de estudio, la elección racional, por ejemplo, e inmediatamente traduces todo problema económico como un problema de elección individual. Y en este punto está bien recordad a K&T y sus trabajos sobre los efectos marco, o los estudios que existen sobre la obediencia, y las distintas limitaciones estructurales sobre el conjunto de posibilidades de elección… lectura de los costes de transacción como que en determinadas circunstancias es buenos que unos manden y otros obedezcan. Es importante tb poder entender el efecto de los grupos de poder sobre ese conjunto de posibilidades (sobre esto supongo que sí existen muchos estudios, toda la teoría de la elección, etc), y en este punto es ilustrativo el ejemplo que pone Ostrom de los granjeros y la limpieza de las canalizaciones para el riego… ¿y qué sucede cuando existen dos grupos con intereses contrapuestos pero que necesitan de la acción colectiva para competir? Aquello que queda fuera del objeto de estudio pero que sigue siendo económico a veces puede ser más importante en los arreglos económicos que lo que se está estudiando.]

The most immediate research question that need to be addressed using second-generation models of human behavior relate to the effects of structural variables on the likelihood of organazing for successful modes of collective action.

[‘organazing for successful modes of collective action’. EL hincapié en la tradición vinculada a la escuela austriaca sobre la capacidad de los muchos agentes para recolectar información dispersa y transmitirla a través del sistema de precios. ‘Successful’ significa que la intención es la adecuada: en la economía experimental, en los test que se realizan, se declaran intenciones. Son presentadas diversas opciones con diversos pagos y de acuerdo con lo que se decide así se obtiene un resultado u otro. Escoges una opción a la que le corresponden unos pagos; cuando el sumatorio de todos los pagos representados por el juego es máximo entonces obtenemos un óptimo. Sin embargo los problemas ecológicos, por poner el ejemplo más palmario de valoración cuestionable, no representan ningún problema para ninguno de estos enfoques. En ecología existe un problema de valoración y otro de acción. Es evidente que los mercados no recogen toda la información relevante en lo tocante a los costes futuros de las acciones presentes. La inconpletitud de los mercados es una de las causas, pero incluso aunque los mercados fueran completos no sería posible establecer una valoración de los previsibles daños futuros debido a la incertidumbre inherente a las consecuencia de las acciones presentes. Después existe otro problema que es en el que se centra ostrom, el de la acción colectiva. en este caso la acción colectiva requerida para solucionar el problema que se nos presenta no creo que sea posible resolverla a través de las herramientas ofrecidas por la economía de la elección (tanto en las versiones de racionalidad completa como limitada). por una parte están los problemas de valoración, ya comentados, por otra las propias condiciones estructurales de la acción colectiva requerida para dar solución a un problema de tal envergadura. El problema es el propio capitalismo; es un sistema de acumulación muy efectivo, tremendamente dinámico; no precisa de una acción consciente ni planificada para reproducirse socialmente, pero ese es precisamente el problema, que necesitamos establecer un mecanismo de acción colectiva que vaya en sentido contrario: que despliegue una dinámica en la que se descapitalice la sociedad con el mínimo coste en términos de pérdida de bienestar. Creo que es el desafío económico más urgente que tenemos. Pensar esa otra acción colectiva necesaria, los elementos estructurales que le pueden convenir, el papel que debe jugar el procomún… el tipo de racionalidad que puede suponer…]

A recent set of studies on tax compliance raises important questions about the trust heuristics used by citizens and their reactions to governmental efforts to monitor compliance. Too much monitoring may have the counterintuitive result that individuals feel they are not trusted and this become less trustworthy (Frey 1993). Frey (1997) questions whether some formal insitutional arrangements, such as social insurance and paying people to cintrubute effort, reduce the likelihood that individuals continue to place a positive intrinsic value on actions taken mainly because of internal norms. Rather, thay may assume that formal organizations are charged with the responsibility of taking care of joint needs and that reciprocity is no longer needed (Taylor 1987).

apartado: Implications for policy.

Using a broather theory of rationality leads to potentially different views of the state. If one sees individuals as helpless, then the state is the essential external authority that mist solve social dilemmas for everyone. If, however, one assumes individuals can draw on heuristics and norms to solve some problems and create new structural arrangements to solve others, then the image of what a national goverment might to do is somewhat different. […] But national governments are too small to govern the global commons and too big to handle smaller scale problems.

To achive a complex, multitiered governance system is quite difficult. Many types of questions are raised. [Muy interesante:] How do different kinds of institutions support or undermine norms of reciprocity both within hierarchies (Miller 1992) and among members of groups facing collective action problems (Frohlich and Oppenheimer 1970, Galjart 1992)? Field studies find that monitoring and graduated sanctions are close to universal in all robust common-pool resource institutions (E. ostorm 1990). This tell us that without some external support of such institutions, it is unlikely that reciprocity alone completely solves the more challenging common-pool resource problems.

notas sobre racionalidad en Ostrom (2)

Continúo con el resumen comentado sobre ‘A Behavioral Approach to the Rational Choice Theory of Collective Action‘, de E. Ostrom. Como el otro día entre corchetes las notas; el resto en castellano es el resumen por libre y en inglés las citas literales. He intentado que no vaya tan mal como esa anterior entrada, pero por otra parte es trabajo en bruto y no da mucho más de sí.
apartado: Evidence of the use of reciprocity in experimental settings.
lo de que sea el primer jugador el que haga la oferta sobre el reparto y el segundo tenga que aceptar o rechazar. se tiende a rechazar ofertas consideradas demasiado bajas contradiciendo aquello que apunta la teoría que debería suceder. Hay una “punishment hypothesis” y una “learning hypothesis” que intentan explicarlo.
la ‘punishment’ se basa en un argumento sobre reciprocidad. 
‘in contrast to adaptive learning, punishment attributes a motive to the second mover’s rejection of an unequal division asserting that it is done to punish the first mover for unfair treatment. This propensity toward negative reciprocity is the linchpin of the argument.’ (cita de Abbink et al. 1996, 6)

otros dos hallazgos: los que tienden a cooperar en juegos de un único movimiento tb esperan cooperación a un nivel superior que aquellos que tienden a traicionar. Además, cuando se le ofrece a un jugador a entrar en un juego con dilema moral incorporado los cooperadores son más propensos a entrar en el mismo.
Los cooperadores adoptan una norma que les beneficia a largo plazo (otros como ellos están más dispuestos a entrar en esa clase de juegos cooperativos). La proporción de individuos cooperadores es alta. Estas proporciones aumentan cuando:
(1) providing subjects with an opportunity to see one another, (2) allowing subjects to choose whether to enter or exit a social-dilemma game (3) sharing the costs equally if a minimal set voluntarily contributes to a public good, (4) providing opportunities for distinct punishments of those who are not reciprocators, and, as discussed above, (5) providing opportunities for face-to-face communication.
apartado: The Core relationships: reciprocity, reputation, and trust. 
El usar reciprocidad como herramienta hace que la reputación importe. Se acaba valorando a aquellos que cumplen y evitando a los incumplidores. Mientras que la confianza influye en la voluntad de iniciar un juego.
“Thus, as the core of a behavioral explanatin are the links between the trust that individuals have in others, the investment others made in trustworthy reputations, and the probability that participants will use reciprocity.” (Figure 2).
 [obsérvese como las variables son definidas respecto de una metodología individualista y en la que esos individuos son agentes individuales (valga la rebuznancia) … personas, no empresas o otra clase de agentes económicos] Describe la tríada como de refuerzo mutuo. Hay espirales de refuerzo positivas y negativas en este tipo de dinámicas, que elevan o hacen disminuir la cooperación. 
Apartado: Communication and the Core Relationships.
la confianza la dan la comunicación y el cara a cara frecuentes. Son los elementos que dan al individuo información para valorar si coopera. Cuando no existe simetría en las dotaciones individuales es más difícil alcanzar un acuerdo. Aquellos acuerdos que son contingentes deben incorporar un mecanismo de castigo. En un juego de N personas es más difícil mantener acuerdos que con dos porque si el resultado de la cooperación no es bueno no sabes de quien es la culpa. Sin comunicación el problema es peor todavía. Una estrategia de castigo es irse a nash desde ese momento hasta el final. [Las situaciones sociales en las que ya no es posible la confianza –>> cero coop.] En juegos repetidos se suele discutir la conveniencia de esta estrategia para traiciones ligeras. Suelen acordarse castigos suaves; si las traiciones continúan se tiende a Nash.
No hace falta que los castigos sean monetarios, puede ser una advertencia verbal, manteniendo este método también altos niveles de cooperación.
“It is also clearer now why sending anonymous, computerized messages is not as effectuve as face-to-face communication. Individuals judge one another’s trustworthiness by watching facial expressions and hearing the way something is said. It is hard to establish trust in a group of strangers who will make decisions independently and privately without seeing and talking with one another.
apartado: Illustrative theoretical scenarios.
Siendo necesaria la construcción de modelos de racionalidad alternativos no va a entrar en ello en el presente artículo, simplemente va a identificar los atributos de la conducta humana que deben ser incluidos en esos modelos. En los dilemas sociales han de ser incluidas las expectativas que unos individuos tienen sobre la conducta de los otros (confianza), las normas que aprenden de la socialización y las experiencias de la vida (reciprocidad), y las identidades creadas por los individuos que proyectadas por sus intenciones y normas (reputación).