perderse por la estrategia

Sigo la actualidad con preocupación como todo hijo de vecino. Blogs, tertulias, prensa, informativos. Me consume bastante tiempo. Hace poco he descubierto La Tuerka, dirigida y presentada por Pablo Iglesias. Es una visión de la actualidad desde una izquierda marxista. Las críticas que se lanzan contra ‘el sistema’ desde los tertulianos más afines a la línea del programa –Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, el propio Pablo iglesias- pueden serme más o menos simpáticas, a veces. Su posicionamiento estratégico no lo son tanto. Suelen formular el problema del ‘qué hacer’ desde el marco conceptual ‘schmittiano’ del posicionamiento respecto del enemigo, siendo éste la derecha metiendo en ese saco (normalmente) todo lo que huela a mercado, liberalismo, etc. E ir acumulando fuerzas mediante una política de confrontación su estrategia. Todo en un marco democrático sin recurrir a la violencia.
Intenté leer tres o cuatro veces ‘Políticas de la amistad’, de Derrida hace muchos años ya. Me gusta mucho la forma de escribir de Derrida pero soy tan lento leyendo, releo tanto, y con Derrida es tan necesario releer, que nunca llegaba a acabarlo… 100 páginas, 150, 250 incluso, pero no llegaba a acabarlo. El libro le da muchas vuelas a aquello que es el enemigo y el amigo, a la polis, a Schmitt, a Heidegger. Creo que son más necesarias las políticas de la amistad que la búsqueda de la confrontación para ‘sumar fuerzas’.
Y ello ha sido dicho tímidamente por Zizek en alguna ocasión: aliarse con los liberales no cínicos –aquellos que realmente creen en las libertades individuales como fin y no como medio. Pero el esloveno, hay que reconocerlo, cae muchas veces también en esa búsqueda del enemigo como forma de constitución política. Son necesarias esas políticas de la amistad porque si queremos poder construir un país decente en las próximas décadas es necesario entrar en un periodo constituyente de amplio consenso, y porque sólo mediante el acuerdo de algunos agentes de ‘izquierda’ y ‘derecha’ es posible algo así. Y hay posibles elementos para el acuerdo
  • Nueva concepción de la separación de poderes.
  • reformular aquello que son los canales ciudadanos para la participación y la fiscalización del poder político (ley de transparencia, otras formas de descentralización,…)
  • Repensar la representatividad ciudadana.
  • libertades básicas. 
IU, UPyD, sectores del PSOE y del PP, estoy seguro de que muchos de ellos ven la necesidad de un acuerdo amplio pero por pudor o por miedo a decir lo que piensan no lo dicen. Además los nacionalistas han de entender que en un sistema tal tampoco ellos son ganadores de nada. Sé que es muy dificil un concierto tal pero las alternativas son bastante miserables, y más probables. Lo fácil es enfrentarse.
Hoy la prima está disparada, pero ese no es el mayor problema de España, lo es la ilegitimidad, el tremendo cabreo, el ‘maldito país’ del que ya habla tanta gente. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s