Notas I

En “El sublime objeto de la ideología“, Buenos Aires : Paidós, 2001, (1989 primera edición inglesa) al comienzo del libro hay una extensa introducción a alguna de las ideas más importantes de Zizek por Ernesto Laclau. En un determinado momento habla de la concepción del sujeto:

La reducción del sujeto a sustancia esla proposición central de la filosofía de Spinoza, y ha sido adoptada como estandarte por algunas corrientes marxistas como el althusserianismo (“la historía es un proceso sin sujeto”). Todo objetivismo radical sólo puede afirmarse mediante esta esta reducción. […] este esencialismo de la sustancia se ha planteado habitualmente como la única alternativa al esencialismo del sujeto, que afirmaría la plenitud y positividad de este último. Pero la reintroducción que hace Zizek de la categoría de sujeto lo prova de toda sustancialidad: “si la esencia no está en si misma dividida, si –en el movimiento de enajenación externa- no se percibe a si misma como un enete ajeno entonces no se puede establecer la propia diferencia esencia / apariencia. Esta autofisura de la esencia significa que la esencia es ‘sujeto’ y no sólo ‘sustancia’. Para decirlo de manera más simple, ‘sustancia’ es la esencia en la medida en que se refleja, en el mundo de la apariencia, en la actividad fenoménica, y ‘sujeto’ es la ‘sustancia’ en la medida en que está dividido y tiene una vivencia de si mismo como de un ente ajeno, positivamente dado.

Podríamos decir, paradójicamente, que sujeto es precisamente la sustancia en la medida en que tiene la viviencia de sí mismo como sustancia (es decir, como un ente ajeno, dado, externo y positivo que existe en si mismo). ‘sujeto’ no es más que el nombre de esa distancia interior de la “sustancia” hacia si misma, el nombre de ese lugar vacío desde que la sustancia se percibe a sí misma como algo ajeno”.

[…] Hay sujeto porque la sustancia -objeto- no logra constituirse plenamente; la ubicación del objeto es la de una fisura en el centro mismo de la estructura. El debate tradicional entorno a la relación entre agente y estructura queda así fundamentalmente desplazado puesto que el tema ya no es un problema de autonomía, de determinismo vs libre arbitrio, en el que dos agentes plenamente constituídos como “objetividades” se limitan mutuamente. por el contrario, el sujeto surge como resultado del fracaso de la sustancia en el proceso de su autoconstitución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s