feed plétoras

La adicción al subscription feed está comenzando a pasarme factura: son tantas las entradas que veo diariamente que los sesos se me están reblandeciendo. Me voy a ver obligado a realizar una poda. Hoy, cuasi-domingo (me voy a tomar un vermú en breve), tocan pildoritas de alguna forma relacionadas con el extenso ladrillo que despaché ayer. A ver como sale. 
  •  a través de Let’s a Thousan of Nations Bloom encontramos un artículo del guardian sobre adicción al poder y monos babuínos. Es inmensa la cantidad de literatura que se está generando en torno a este tipo de investigaciones. La incorporación a la teoría económica de experimentos con animales y resultados de laboratorio con personas habla de la planicie a la que hacía referencia ayer. Es un tema muy complejo y del que escribiré en algún momento tenga o no posición definida al respecto.
  • Cuando comencé a estudiar artículos de la behavioral economics (principalmente Kahneman & Tversky et filii, aunque también la vertiente europea de los Fehr et al) me di cuenta que una cuestión fundamental era la del sujeto económico: ellos trabajan con un tipo de sujeto que no es el mismo que el de la escuela económica que critican (neoclásicos en un sentido tan amplio que es difícil de definir). Yo caigo en el mismo error durante mucho tiempo y no sé localizar los espacios a los que deben ser aplicados cada uno de los conceptos. En el artículo de ayer exponía la visión de Arrow al respecto de la racionalidad. La visión de racionalidad como optimización ha sido ridiculizada hasta el extremo por los behavioral pero creo que muchos de ellos no han entendido la diferencia en los sujetos. La semana pasada encontré un artículo que me llamó mucho la atención. Sé desde hace tiempo de la movida Alchian 50 (referenciado ayer tb), y es más, de algo más extraño: la teoría de la extended mind de Andy Clarck. Es una teoría que se ha hecho muy popular sobre el estatus cognitivo de las máquinas que nos rodean y la significación de lo ciborg. Lo malo que tiene es que es un concepto muy abierto (cualquier cosa puede ser extended mind –por cierto, interesante artículo en pdf) pero lo más interesante es que el propio pope de la extended ha intentado hacer unalectura económica de la misma (pdf) pero con escasa repercusión (60 citas en el schoolar). La cuestión es que todo el asunto de las contabilidades, la programación de actividades en base a previsiones de ventas, etc, por parte de las empresas está directamente relacionado con esa tipo de concepción de racionalidad. Todo ese andamiaje para la toma de miles de decisiones complejas e interdependientes se basa en ese tipo de racionalidad. Y las productividades que conocemos serían imposibles sin ella. Lo más interesante del artículo de Clark es que se hace eco de esa asimetría entre producción y consumo que remite al hecho de que los distintos sujetos económicos que operan conjuntamente. Quiero decir que las formas de entender el sujeto en la behavioral y la economía neoclásica bien pueden ser complementarios. Y de hecho se da cierta forma de integración entre ambos enfoques (Thaler, Camerer, etc).
  • Seguimos el rastro del inconmensurable Mark Thoma que reporta sobre el coste del éxito alemán. Y éste tiene que ver con cierta desigualdad de la que también se están haciendo eco en los EEUU (and everywhere). No tengo mucho que decir salvo sobre la relación que pueda guardar con las dos estrellitas anteriores. Y es que… ¡qué maravillosamente compleja es la realidad que nos rodea! ¿cómo realizar la abstracción apropiada de estos fenómenos? Concentración de poder — centros dopamínicos — distribución desigual de extended minds (gente que tiene mucho poder debido a lo bien que saben manejarse en entornos dominados por la intermediación de procesadores de información y que como resultado presentan una adicción a esos procesos). Pues con mucha cautela, puesto que posiblemente tenga más adicción al poder el dueño de un aserradero que puede abroncar directamente a sus subordinados que un CPO que toma decisiones a golpe de informe de autoridad monetaria competente. Pero Mario Draghi… ahí ya no sé yo.
  • Alberto Garzón, que es buen muchacho, nos muestra el mapeado de la concentración del poder en el mundo (aquello que manejan los hilos). Yo lo pongo en cuestión: ese hegelianismo que trato de ocultar me dice que no, que es la propia dinámica del sistema la que se impone sobre estúpidos e inteligentes, una mano invisible con ritmo de bachata. Para la impotencia del mandatario está bien laentrevista antedeluviana a Nassim Taleb (pagaría millones si lo tuviera por un debate Taleb — Zizek). Dura una hora pero vale la pena por la lucha que mantiene con el entrevistador (un tocagüeitis).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s